Luego de diseñar tu piscina mantenerla en buen estado es tu responsabilidad

Si has diseñado una piscina en tu casa, pues es importante que tengas en cuenta que una vez hecha, tendrás toda la responsabilidad de mantenerla en excelente estado, es por ello que en el presente artículo conoceremos como hacerlo.

Como debes mantener la piscina limpia

En muchos años atrás, poder mantener una piscina limpia era algo difícil, ya que consistía en vaciar y limpiar toda el agua acumulada. En la actualidad existen métodos más económicos y menos contaminante.

Tenemos el sistema de hibernación, este consiste en poder conservar el agua por cierto tiempo son que a esta les salgan algas, entre otros agentes contaminantes.

Para poder corroborar un buen mantenimiento de la piscina, es importante que verifiques el sistema de filtrado, cuando este en perfecto uso, realizaras el tratamiento con cloro, las cantidades deben ser inferiores y esta tiene una duración de 8 horas por semana.

Luego aplicaras el tratamiento como se menciono de cloro y de los alguicidas, esto con la finalidad de evitar la descomposición.  Por lo menos dos veces al día se debe realizar, en aquellas piscinas que están adosadas en el jardín, es importante la aplicación de este producto.

Es importante que tengas presente el control del pH de H2O, este debe mantenerse en los 7.2 máximo 7.6, la piscina debe estar toralmente libre de toda alga para que los bañista no tengan algún tipo de irritación en la piel.

Como debes mantener la cubierta

La limpieza de la cubierta debe realizarse rutinariamente, esto ayudara a una mejor conservación y así tendrá mejor duración.

Es muy importante que tengas presente que antes de iniciar el mantenimiento de la piscina, hay que comprobar algunos detallitos, en el caso de la cubierta, estas requieren de productos de limpiezas de manera correcta, no pueden alterar la estática ni técnicas de los materiales.

Existe la posibilidad de que se depositen algunas capas de partículas de polvo, ante esto se debe aclarar el exterior antes de iniciar la limpieza.

También debes tener en cuenta que no se debe utilizar mucho producto, esto no te dará grandes resultados. La dosificación debe ser equilibrada para así evitar aclaramientos en exceso, de esa manera contribuirás al medio ambiente y a la preservación de agua y de los productos de limpieza.

A medida que vayas limpiando la cubierta, es importante que vayas aclarando, esto con la finalidad de que el producto no permanezca mucho tiempo sobre la cubierta.

Debes secar la cubierta por medio de una rasqueta que este estéril que sea de goma o sencillamente lo haces con un trapo limpio, para borrar las marcas.

El tratamiento debe efectuarse de manera regular por medio de productos anti-moho, para así evitar que la cubierta se contamine cuando la misma se habrá en tiempos de primavera.

El tratamiento de base anti-moho es de manera preventiva, es por ello que se aconseja no esperar mucho tiempo, puedes utilizar tratamiento muy específico para la protección de los brocales. Es por ello que es importante que la cubierta no debe ser limpiada cuando hay calor, se debe hacer antes o después de la puesta del sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*