Los mejores filtros de algas para piscinas naturales

Si lo que queremos es tener una piscina natural en nuestro hogar, es de suma importancia que contemos con un filtro biológico o un filtro de algas para la misma, esto permitirá que pueda mantenerse en una condición óptima para su uso y su posterior mantenimiento.

El filtro de algas o filtro biológico

Los materiales orgánicos que podemos observar en la superficie de la piscina son capaces de generar una gran cantidad de amoníaco, el cual es un nutriente esencial para la formación de las algas; sin embargo, el amoniaco no es un elemento beneficioso para las plantas que se encuentran en los alrededores y es tóxico para las personas y los peces, convirtiéndolo así en un elemento que debe ser eliminado de la piscina.

Por medio de un filtro de algas o filtro biológico podremos transformar el amoniaco que posee la piscina en nitrato usando oxígeno. El nitrato puede ser asimilado sin problemas por las plantas que se encuentran en los alrededores de la piscina, evitando así que las algas que están en el agua puedan absorber el amoniaco y continuar con su crecimiento, lo cual se traduce como la eliminación de las algas.

Los mejores filtros de algas

Podemos encontrar diferentes modelos de filtros biológicos, sin embargo algunos de ellos suelen destacar debido a la efectividad que poseen al momento de eliminar las algas de la piscina.

Filtro biológico de gravas con flujo vertical u horizontal

 Se encuentra formado por una gran cantidad de grava estatificada, las cuales se encuentran en el fondo de la piscina. Este es el sistema de filtrado de algas más común para las piscinas naturales, siendo así uno de los más efectivos;  las gravas poseen una granulometría diferente, siendo necesario ordenarlas de mayor a menor de acuerdo a la circulación del agua, de manera que se obtenga un flujo constante.

Podemos forzar la circulación de agua a través de este filtro usando una bomba; es importante que el agua fluya a través de toda la piscina, ya que en  las zonas donde no exista flujo de agua habrá una escasez de oxígeno, lo cual propiciará el desarrollo de las bacterias y las posterior aparición de las algas.

Filtro de algas percolador

Este filtro de algas tendrá como principal agente un lecho de gravas o de otro material que se encontrará en su interior, sin embargo, este filtro no se encuentra sumergido en el agua, sino que esta se ve rociada en la parte superior del filtro y atravesará la grava o el material de filtración hasta caer en la parte inferior del mismo, donde el agua rociada será recogida y bombeada de forma directa a la piscina, manteniendo siempre un contacto entre el agua, el material y el aire.

Al estar el agua en presencia de aire, podrá adquirir una oxigenación perfecta sin ningún tipo de problema; es importante destacar que, para poder usar este filtro, es necesario que contemos con una bomba, el cual actuará en función de los rociadores.

Filtro de zeolitas

La zeolita es un material capaz de alojar a las colonias bacterianas y a las moléculas de amoníaco, lo cual lo convierten en un elemento perfecto para la filtración de piscinas naturales. Suele ser utilizado principalmente en los sistemas de filtrado verticales u horizontales, sin embargo, este material suele ser mucho más efectivo cuando es empleado en sistemas de filtrados lentos.

El mineral de zeolita se va degradando de forma contante a medida que cumple con su función, por este motivo es necesario que se sustituyan de vez en cuando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*