Todo lo que debes saber sobre el PH de las piscinas

Todas las piscinas, sin importar su forma o modelo necesitan cierto mantenimiento para que se pueda disfrutar de ellas con las condiciones del agua favorables y evitar posibles inconvenientes a futuro.

Para esto lo mejor es mantenerla lo más limpia posible, que luzca pura y cristalina y te provoque pasar todo el día en ella. Por esto, una de las cosas que debes conocer acerca de ella es sobre el PH, el que mantendrá esas condiciones óptimas y dignas de un chapuzón diario.

Todo lo que debes saber sobre el PH de las piscinas

Lo que podemos decirte sobre el Ph es que es una medida que ayuda a determinar el grado de acidez del agua de nuestra piscina. Este se puede dividir en PH neutro, PH alcalino y PH ácido, siendo que el neutro se mantiene entre los 7,2 y 7,6 y este debe ser el que tenga nuestra piscina.

Cuando es alcalino supera los 7,6 y un PH ácido es inferior a los 7,2, aunque normalmente este tiende a aumentar y por esto debemos mantenerlo controlado. Hacer un control periódico es lo indicado para que el PH de nuestra piscina no sea tan elevado y podamos disfrutar de un baño agradable.

La mejor forma de hacerlo es a través de un medidor que se puede conseguir en cualquier tienda de piscinas.

¿Por qué se modifica el nivel del PH?

Generalmente el PH en las piscinas tienen a subir y hay muchas razones que puedan hacer que esto suceda. Es por esto que te enmarcaremos las razones por las cuales el PH de tu piscina sube o baja.

  • Si se modifica el nivel el agua el PH cambia. El sol, el viento o un día de piscina puede hacer que el nivel del agua disminuya, lo que hace que este se concentre y, por lo tanto, se eleva.
  • Las personas que usan diariamente la piscina contribuyen a que el PH del agua se modifique, por el bloqueador, bronceador, sudor, rastros de pelo y piel muerta. Todo esto ayuda a que el nivel del PH suba.
  • El cloro es una parte importante del nivel del PH, así que dependiendo del tipo que utilices este puede variar notablemente. Es decir, si utilizas cloro liquido es posible que el nivel del PH suba, si utilizas pastillas tiende a bajar, mientras que un cloro granulado mantienen el nivel del PH neutro.

Consecuencias de las variaciones del PH

El nivel del PH puede resultar perjudicial para aquellos quienes se ven constantemente expuestos a él, y aquí te mencionaremos las razones de esto:

  • PH demasiado bajo: Esto quiere decir que el PH del agua de tu piscina es ácido, ya que está debajo del rango de 7,2 y puede llegar a provocar irritación en la piel y ojos, e incluso dañar los materiales de la piscina. Además, esto ayuda a acelerar el desgaste general de la piscina, es decir, los filtros, escaleras y accesorios.
  • Ph demasiado alto: Cuando este nivel se vuelve demasiado alcalino, también puede llegar a irritar y resecar la piel de las personas que utilizan la piscina. Por otra parte, el agua se vuelve de un color más opaco y se promueve el crecimiento de algas porque se disminuye el efecto del cloro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*